sábado, enero 02, 2010

tutausenanten

Cuando se me criticó por convertir este espacio en un agujero lleno de mocos y mensajes emo de dolor y desesperación yo dije: para eso está mi blog. Dice mi tocayo en el suyo "determiné que no quiero pagar un psicólogo, por eso existe este blog". Es un poco eso: un blog es la oportunidad perfecta para desahogar las penas, no sólo porque las puedes expresar por escrito, sino porque sabes que alguien las leerá, aunque sea alguien en otro país que llegó a tu blog por accidente buscando "tecnicas para encontrar novio rico"*.

Este año fue muy bueno. Uno de los mejores, me atrevería a decir (a nivel personal), y tiene que ver un poco con una personita especial, aunque no sólo con eso. Lo cierto es que la gran depresión que tuve en el 2008 culpa de you-know-who y ladie you-know-who está muy perdida en el abismo, y por lo mismo ya no me dan tantas ganas de escribir en el blog.

Mi blog nunca fue lo que yo quería que fuera (un espacio más bien parecido al de Memo), pero me sirvió de algo: me hizo sentir escuchado cuando necesitaba que alguien me escuchara.

No quiero decir que ya no voy a escribir por acá, pero sí diré que lo haré cuando se me dé la gana y por las razones que se me dé la gana, no por compromiso.

Espero que el 2010 sea genial para mis dos lectores. Los quiero con todo el corazón.

LeÓn.

*Esto es verídico...