jueves, abril 30, 2009

Watch out for the Watchmen!

Memo me pasó esté video hace rato. Me reí mucho. Es sencillamente genial xD.



Jon can give you caaaancer, and he'll turn into a caaaar!

xD

miércoles, abril 29, 2009

Lullaby and Goodnight

Hay un tipo de música llamado psytrance que tiene el beat muy acelerado y te hace alucinar un poco. Es chido. No sé la diferencia entre el psycho, el trance, el psytrance y todos los subgéneros que de ellos se desprenden, pero es bastante disfrutable.

El punto es que una de las personas que más quiero hace ese tipo de música. Y, dado que es música que se hace con una computadora, tal vez podría parecer cualquier cosa, pero me doy cuenta de que realmente se necesita talento y técnica para esas cosas.

Visiten su MySpace y los amaré siempre.

lunes, abril 27, 2009

Yo sé que vas a decir que no estás paranóico, pero sí lo estás

Si estás checando las noticias cada dos minutos para ver como el mundo se está acabando por la influenza, deja de hacerlo right fucking ya (me encanta eso de right fucking ya xD). Yo no soy de esos que desconfían de todo, pero creo que no es prudente hacerle caso a los medios siempre. Los medios son un negocio, y las cosas que llaman la atención venden más. Hacer pasar opiniones por hechos, hablar de una manera un poco ambigua, tergiversar las palabras de los médicos o mentir descaradamente son cosas que de hecho se hacen.

No digo que haya que hacer como si nada pasara, pero esto es histeria y paranoia de la buena. De verdad, si todos vamos a morir lo último que necesitamos es estar pensando constantemente en eso. Y, en cualquier caso, dudo mucho que muramos todos.

Ya lo veo venir en las noticias de mañana (o pasado): tipo loco asesina a su familia y se suicida para evitar que la influenza los mate. Todo por culpa de la histeria. Todo por culpa de todos los que se la pasan diciendo "el primo de un amigo tiene una tía que es doctora y dice que ya hay más de cien muertos en el hospital en el que trabaja". Independientemente de que sea o no cierto, el mayor problema es que la gente se está poniendo histérica. La histeria produce estrés, el estrés baja las defensas, las bajas defensas propicián el contagio, el contagio produce histeria. Sí, es una manera muy simplista y tal vez no muy exacta de verlo, pero creo que permite ver mi punto.

Por el amor de Dios, dense una cachetada y traten de ser felices. Porque no nos vamos a morir; y si nos morimos... ¡mejor morirnos felices!

sábado, abril 25, 2009

La lengua NO es más bonita que la vida: La ficción

Movido a la reflexión por un artículo que me hicieron leer, intitulado "¿Es mejor leer que vivir?", entiendo por qué se me argumentó mi nick que decía "En la lengua se pueden cosas que en la vida no... por eso la lengua es más bonita que la vida". Como ya dije, tiendo a ver a la lengua de una manera más descriptiva, y con ese nick hago referencia más bien al funcionamiento de la lengua en tanto que estructura. Sin embargo, se podría entender también como que lo que la lengua crea es más bonito que la vida.

Una de las cosas más maravillosas de la lengua es su capacidad de imitar el universo. Porque, a diferencia de otros sistemas de comunicación, la lengua nos permite hablar del mundo y mentir sobre el mundo. Y entonces llega la ficción. Y sí, es indudable que yo podría escribir una novela donde todo es perfecto y claro que ahí las cosas son más bonitas que en la vida; sin embargo, tienen un problema: no son reales. Todas las cosas ficcionales, todas las cosas que la lengua crea no podrían ser, en primer lugar, de no ser por la realidad.

La lengua NO es más bonita que la vida

He tenido por un buen rato como nick la frase siguiente: "En la lengua se pueden cosas que en la vida no... por eso la lengua es más bonita que la vida." Hace un momento, alguien me argumentó que no es así y ahora me siento obligado a explicarme.

No, no creo que la lengua sea más bonita que la vida, porque la lengua es parte de la vida, una parte fundamental, en mi opinión, pero sólo una parte. La frase que puse la dijo una maestra mía (muy mala maestra, por cierto, aunque de vez en cuando dice cosas interesantes) como una broma con la que daba a entender que, a diferencia de en la vida, en la lengua las cosas son justas

[el ejemplo era muy concreto: en la voz pasiva, lo que antes era objeto pasa a ser sujeto; el cambio de rol, la posibilidad de "tomar el control" cuando antes eramos los controlados y oprimidos es una cuestión que a los seres humanos nos lleva un largo y doloroso proceso... en la lengua es tan fácil como agarrarse del verbo ser].

La lengua es el fenómeno más interesante que he presenciado; sin embargo, mi estudio de ella siempre ha tenido un enfoque muy científico: yo la veo como algo que puede ser descrito, pero no comprendido (o, más bien, mi intención es describirla, sí para comprenderla, pero no para hacer el trabajo que a los filósofos les toca de reflexionar sobre todos los conocimientos).

Ponerse a filosofar es divertido, pero no me gustaría dedicarme a la filosofía. Supongo que es algo demasiado amplio y me da miedo. Uno tiene que aprender a conocer sus propias limitaciones. Sin embargo, siempre parto de la idea de que la lengua es un fenómeno fundamental para la vida humana, como lo es, por ejemplo, el aire; pero no vivimos para el aire: el aire está para nosotros, el aire está para que nosotros estemos. Y así es la lengua.

Ah, qué pinche influenza

Miedo, mucho miedo. No sé vosotros, pero tanta histeria colectiva me está sacando de quicio ._.

P.D.: Soy una linda y modosita ama de casa que cose y surce pantalones =D

(No tenía nada mejor que hacer... y ahora tengo un pantalón que me queda bien de nuevo xD)

[Lo bueno es que no tendré clase de Semiótica... ya no la aguanto u_U]

lunes, abril 20, 2009

Dos meses

...y contando.

Cada día me enamoro más de ti. No mucho, ni muy poco, pero lo justo para que sea inolvidable.

A veces me siento inseguro. Lo siento, así soy. Pero tus besos hacen que se me olvide.

¡Gracias!

miércoles, abril 15, 2009

Got Papas

Una pequeña historia escrita hace unos cuantos meses y publicada en mi antiguo blog. Advertencia: no tiene sentido.

Junio 7, 2008

Había una vez una muchacha que se robó muchas, pero muchas papas, porque había leído en algún lado que las papas hacen a los niños más inteligentes, vivos y felices. Sin embargo, como vivía en un país donde el sistema judicial era soberbio, no pasó mucho tiempo después de haber robado las papas cuando le cayó todo el peso de la ley y fue encarcelada. Pero la policía no contaba con que la cantidad industrial de papas que comió harían de la muchacha una mujer súper fuerte que fácilmente pudo romper los barrotes y escapar de su celda.

Nuestra heroína llegó en un crucero del caribe a un lujosisisisisisisísimo hotel en donde, usando sus poderes mágicos, logró robar una porción del enorme guardarropa que tenía una preciosa y millonaria duqueza que ahí se hospedaba (la muchacha necesitaba cambiarse porque las rayas horizontales del uniforme de la prisión la hacían ver gorda).

Cuando iba saliendo de la prisión, la chica se encontró con un hombre muy apuesto. El nombre de él realmente no importa, lo importante es que estaba MUY BIEN… rasurado… así es: todos los días al levantarse usaba toda clase de artilugios para tener la rasurada más suave y al ras y, gracias a ello, se había convertido en el hombre más guapo del mundo. Nuestra chica cayó rendida a sus pies en cuanto lo vio y empezó a pensar en qué podría hacer para conquistarlo. Por suerte para ella, el hombre era vegetariano, así que usó su increíble arsenal de papas para lograr que se fijara en ella; de inmediato se enamoraron y huyeron juntos a las praderas.

Los dos tórtolos enamorados eran un par de vagos (ella se la pasaba comiendo papas y él no hacía otra cosa que rasurarse), por lo tanto no tenían ni un puto centavo para vivir. A duras penas lograron comprar una casa de campaña y ahí se instalaron (en medio de las praderas). A pesar de su humilde estado, la mujer-papa y el hombre-gilette eran felices y tuvieron tres hermosos hijos en su casa de campaña, en donde vivieron durante cinco años.

Los hijos de la familia Papa Gilette eran más inteligentes que House, L, Freud, Hermione, Darwin y Benito Juárez juntos, y también un poco gordos (ambas dos cosas debido a que su dieta consistía únicamente en papas), así que pronto, cuando apenas tenían tres, cuatro y cinco años, estaban post graduados en Harvard. Los chamacos se dieron cuenta que no era bueno vivir para siempre en una apestosa casa de campaña en medio de las praderas y unieron sus mentes para inventar un sistema de telecomunicaciones tan barato y funcional que, en un par de meses, orillaron a Carlos Slim a dedicarse a la cría de gallinas.

Gracias a la asombrosa inteligencia de los niños, la feliz familia pudo volverse muy rica y comprar una hermosa casa a la orilla del mar, decorada completamente de blanco y negro (para los niños era como vivir en un enorme tablero de ajedrez, lo cual estaba bien, pues, como ya dije, eran muy inteligentes y es por todo el mundo bien sabido que a la gente inteligente le gusta el ajedrez). La mujer pudo comprarse mucha ropa como la de la duqueza y, de hecho, compró a la propia duqueza, que ahora es la ama de llaves de la casa ajedrez.

Y este es el fin de esta hermosa y conmovedora historia que yo escuché de un horno de micro ondas que tomaba el sol en una playa conocida. Es una historia real y si se la mandas a todos tus contactos ellos te odiarán. Garantizado.

Fin.

Nota y justificación innecesaria: mis compañeros de francés y yo inventamos esta historia basándonos en una serie de imágenes que sacamos al azar de una revista, a saber: una publicidad de papas, otra de L’Oreal en la que una muchacha doblaba con furia unos barrotes, un artículo sobre rasuradoras y rastrillos, una foto de una mujer muy bien vestida, un cartel sobre un crucero, la foto de una casa de campo y la de una casa de campaña y no sé qué más. No tiene sentido, claro, pero sólo era para practicar un poco el idioma al momento de contar una historia y utilizar los tiempos verbales correctamente. Nos reímos mucho… por lo menos yo (de hecho, creo que ahora creen que estoy loco).

lunes, abril 13, 2009

Licencias poéticas - Recuerdos vagos de un cachorro LeÓn

Cuando era niño y escuchaba eso de las licencias poéticas yo pensaba que había que ir a algún órgano gubernamental a solicitar una credencial, previo pago de derechos, para escribir como a uno se le diera la gana.

En serio.

domingo, abril 12, 2009

Semana de calor y buenos momentos

Me gusta mucho usar bermudas, incluso aunque mis piernas sean blancas, flacas y cagadas. El problema es que en el lugar donde vivo por lo general hace MUCHO frío. Sin embargo, estas dos semanas ha hech0 un calor de MUERTE.

Antes no me gustaba el calor. No lo toleraba, me ponía de malas. Ahora... pues sigue sin gustarme, pero puedo vivir con él, además de que me puedo poner mis bermudas y ser estúpidamente feliz. Yey, uno tiene que ver el lado bueno de las cosas.

Esta semana de vacaciones (nosotros, pobres estudiantes universitarios, sólo tenemos una semana T_T) me la he pasado muy bien. He estado con mis amigos, he bailado PIU (y, aunque tengo dos pies derechos -que es igual de malo-, he mejorado, hell yeah =D), he ido a patinar sobre hielo (y me caí -dos veces-) y me he casi emborrachado.

Empezando por eso.... El sábado fui a una fiesta/comida con mis compañeros de Francés (que ya no son mis compañeros, pero anyway). Tomé como ocho copas de vino (y de cuatro vinos diferentes), cuando, por lo general, cuando tomo vino (porque me encanta) no sobrepaso las tres copas. Me estaba riendo más de lo normal, y estaba conciente de ello, pero bueeeeno, el ambiente estaba muy chido, estábamos contando chistes y así. Normal. De pronto me levanto de mi asiento (era hora del baile) y... Dioooos... ¡el piso se movía! Súper loco xD. Así que dije "¡ni una copa más!" y sólo tomé otras dos :P. Creo que hasta cierto punto está bien (una vez al año no hace daño), y hasta el punto en el que el alcohol te deshinibe sanamente y te hace más divertido todo es genial. Ya ponerse hasta la madre a dar pena ajena, chillar, vomitar, olvidar cosas y bailar en la mesa con una pantalla de lámpara en la cabeza me parece una reverenda tontería y no tengo intenciones de hacerlo, gracias.

Ese mismo día en la noche vinieron a casa VoldEMOrt y otros amigos. No fue tan chido como otras veces que se quedan a dormir, en parte porque había ciertos conflictos entre dos de ellos por razones personales y en parte porque éramos muy pocos (sólo cinco, cuando por lo general sómos unos nueve). Sin embargo, estuvo bien. El domingo fui con mis hermanos a una expo de comics que hubo en Toluca, donde nos alcanzó Jesús. Estubo bien, aunque hubiera preferido ir el sábado que fueron mis amigos (al final preferí estar con los de Francés porque los veo menos) y, en la opinión de mi hermana y de otras personas que fueron los dos días, se puso mejor. El lugar era muy chiquito pero no había tanta gente como en la TNT o en la Mole, había algunos cosplayers muy buenos (y otros muy malos) y hubo una conferencia sobre doblaje con Beto Vélez (la voz original de Homero Simpson en latinoamérica). Después de eso volví a mi casa y, con ayuda de Jesús, cambié los muebles de mi cuarto de lugar, dejando el lugar con bastante más espacio para moverse.

Lunes y martes fueron de estar con los amigos (mi novio consiguió un trabajo de vacaciones y no lo he visto tanto); el miércoles fue especial porque me vi con un muy buen amigo que me invitó a comer a su casa y a ver una película (Todo sobre mi madre, de Almodóvar, muy recomendable). El jueves fui al cine con mis hermanos a ver la bazofia del año (Dragon Ball Evolution. Esperen mi crítica aquí la próxima semana, si no me da mucha hueva) y el viernes salí temprano con Jesús a patinar sobre hielo (y me caí. Dos veces) y en la tarde a casa de una amiga a comer pizza y jugar a ser una puta francesa (es que mi amiga tenía de esos cigarrillos súper delgados que sólo se pueden asociar con una puta francesa... y en su casa hay una luz roja sobre un sillón que da la apariencia de pequeño burdel).

Ayer, sábado de gloria, ha sido el único día aburrido de estas vacaciones. Vine a casa de mi abuelo en el DF y aquí sigo, esperando a mis padres para ir a comer tortas y a comprar libros en la Gandhi de Miguel Ángel de Quevedo.

Espero que vuestras vacaciones hayan sido lindas y lo sigan siendo, si sois de esos suertudos que tienen una semana más de descanso.

Os amo a todos.

P.S.: El blog de Japi volvió, ¡yeeeeeeah!
P.S.2: La semana antepasada Memo estuvo en el DF y en mi casa un rato. Para leer nuestras patoaventuras, pasad por su blog.

viernes, abril 03, 2009

Mi premio

Gané una trivia en La Purgatoria y, como premió, el buen Chalí me hizo este dibujo a su estilo:




¡Muchas gracias, Chalí! =D