martes, febrero 10, 2009

Sobre la higiene dental

El otro día vi un comercial muy frikeante donde un grupo de botargas con forma de dientes amarillos bailaban y cantaban que había que lavarse los dientes dos veces al día.

Además del susto y las pesadillas que esas horribles botargas amarillas me causaron, también me entró la duda... ¿dos veces? ¿Que no eran tres?

Aunque también he de decir que eso me alegra, porque a partir de entonces soy legal. Lo que pasa es que yo sólo me lavo los dientes dos veces al día porque lavarme los dientes justo después de comer me da muchísimo asco.

Así que, lo último que hago antes de salir a la escuela es lavarme los dientes, después de que ha pasado como media hora desde que desayuné, y también es lo último que hago antes de dormir, ya que ha pasado un tiempo desde que merendé.

Sin embargo, por más que me digo a mí mismo: ahora sí, después de comer también me los lavo, nunca lo cumplo, porque hacerlo inmediatamente después de los alimentos me causaría vómito y, tras esperar algunos minutos, sencillamente, lo olvido.

Qué cosas.

7 comentarios:

  1. Jajaja. Vomitar lavándote los dientes?...

    Suele pasar u_u Jajaja.

    A lavarse los dientes =D

    Xoxo. A!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Lavarme los dientes es de las cosas que más disfruto. Me encanta hacerlo. Por el día. Por la tarde. Y antes de dormir. Además dicen que de tres a cinco minutos debes cepillarte. Usar hilo dental, cosa que no hago. Pero sí enjuage. Listerine Citrus. Ese me fascina.


    Bueno. Ciao!

    ResponderEliminar
  3. o_o botargas de dientes amarillas para decir que hay que lavarse los dientes? que raro!! jeje.
    Bueno a lavarnos los dientes, cuidate mucho F. sabes que te extraño un buen ya no poder platicar tan seguido contigo me esta causando complejos (bueno estoy exagerando un poco (esta bien no es un poco es muy exagerado (pero lo que no es exagerado es decir que te extraño))) XD

    cuidate
    bye bye

    ResponderEliminar
  4. Yo me los lavo como 9 veces y dicen que es malo y que ya soy adicto a tener aliento fresco :(

    ResponderEliminar
  5. ¡No conocía a nadie más que a mí que aceptara sin pudor el hecho de que se lavan los dientes dos veces al día!

    A mí me da también horror, sobre todo ver restos de comida en el cepillo.. iiiuuugg... después de comer o cenar tomo mucha agua para que previamente se limpie la boca y ya después me cepillo los dientes... sólo así me quito de sorpresas desagradables...

    Este post merece un AAAAAA-men.

    Cheers,

    Armando

    ResponderEliminar
  6. Muy gracioso! Me encanto!

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja, me caes bien. Acabo de descubrir tu blog y ya me caes bien.
    Eso del asco por lavarte los dientes después de comer está muy loco y muy divertido.
    Los anuncios cada día están peor y dicen cosas más raras. Es como ese de la vacuna del cáncer cervicouterino: te dicen que te lo puedes poner de los 10 a los 55, pero eso no es cierto, es sólo hasta los 20 años. (Bueno, esa historia no era tan importante.) ¡Lávate los dientes tres veces al día! (Yo también sólo me los lavo dos veces XD)

    ResponderEliminar