miércoles, febrero 25, 2009

Por cierto

que el tipo que sale en el video que colgué en el post anterior se llama Gustavo. Es un chiste andando y lo adoro.

martes, febrero 24, 2009

Los fenómenos de prosodia son realmente importantes para la significación de las palabras en contextos determinados



(Creo que la figurita que aparece detrás por un instante soy yo, pero no puedo asegurarlo.)

No me gusta la palabra pareja

Si alguien te dice "fui con mi pareja" o "estaba con mi pareja" o "ya tengo pareja", entendiendo pareja como pareja sentimental, es casi seguro que esa persona es homosexual. Pareja es un término sin marca de género, así que se puede referir a un hombre o a una mujer, por lo cual, si te da pena decir que andas con alguien de tu mismo sexo dices pareja y listo.

Pero este eufemismo es taaan común, que ya es casi más fácil saber si alguien es gay haciendo un comentario respecto a la soltería para ver si dice "yo tengo (o no) pareja". En lo personal me irrita porque es una manera de querer ocultarse, y está bien, si por alguna razón —lamentable— te necesitas ocultar, pero el uso se ha generalizado hasta entre gente gay, de manera que mis amigos gays me preguntan si tengo pareja y el término me parece muy engorroso, además de que suena bien bonito decir "tengo novio".

Claro, a veces uno ya no podría decir que tiene novio, porque ya vive con el susodicho, porque ya son más bien como esposos, pero no se podría decir que están casados. Mi mamá, cuando se refiere al hombre con el que mi tía se juntó en unión libre y tiene que explicar quién es, dice: "La pareja de Laura". Y está bien en ese caso porque sería raro decir que son esposos (dado que no están casados) o que son novios (son muy grandes como para que anden en "noviazgos", es decir, lo suyo es más que serio). Sim embargo, creo que preferiría el término cónyuge (aunque tampoco marca el género de a quién se refiere) o de plano acostumbrarme a decir esposo.

Por eso yo no la uso, o trato de hacerlo lo menos posible. Y es otra de las razones por la que sí me gustaría casarme: poder referirme a él como mi marido o mi esposo, estando el término de acuerdo con las instituciones.

Bueno, es otra de mis manías.

domingo, febrero 22, 2009

Nota informativa

Desde ayer en la noche estoy en couple con un chico que se llama Jesús. Lo conocí hace ya un rato por un amigo que tenemos en común, pero sólo lo había visto una vez y, aunque me caía bien, era bastante irrelevante en mi vida (además de que nunca estaba on line, que es la manera en que uno se comunica en estos tiempos...). Pero él estudia en la Facultad de Lenguas, donde yo estoy llevando clases, como creo haber mencionado en otro post, y desde que empezó este semestre nos hemos estado viendo con relativa frecuencia y poco a poco me empezó a gustar mucho.

Ayer salimos, fuimos a comer, a la PIU, al teatro y al cine. En determinado momento, mientras estábamos en la pizzería (que, por cierto, qué buena estaba la pizza...) nos agarramos de la mano. Creo que empezamos jugando gallitos y ya no nos soltamos. Y una cosa llevo a la otra y cuando nos dimos cuenta estábamos besándonos.

Desde ese momento no nos soltamos casi para nada. Fuimos caminando al centro, para ver la obra, y de ahí al centro comercial donde está el cine (vimos Slumdog Millionaire, muy recomendable), donde me encontré con un amigo que trabaja ahí y al que le presenté a Jesús como mi novio (aunque oficialmente no eramos nada). Ya en la sala del cine le pregunté "¿somos novios?". Sobra decir la respuesta.

Hoy nos quedamos de ver temprano. Me sentía bastante nervioso, y un poco inseguro. De pronto pensé que tal vez me había apresurado el día anterior, y me sentía paranóico no-sé-por-qué. Pero ya llegó y todo fue normal. Nos abrazamos, nos besamos, se lo presenté a mi hermana como su cuñado, conoció mi casa y a mis animales.

Al poco rato llegó mi buen amigo Ricardo, que estudia Gastronomía y nos hizo de comer (porque mi hermana y yo somos un desastre en la cocina, y mis papás, así como mi hermano, no estaban en casa). A lo que Ricardo iba era a pedirle a mi hermanita que le ayudara con unos discos, y mientras ellos estaban en eso, Jesús y yo nos pusimos a lavar los trastes felizmente como joven pareja recién casada.

Las cosas se complicaron cuando nos dimos cuenta que había una fuga en la tubería del fregadero y que la cocina estaba inundada. Tuvimos que ponernos a sacar las cosas de la alacena de abajo del fregadero (porque todo se mojó), a secar, a barrer el agua... fue bastante cansado.

Pero esa experiencia, ese sample de convivencia real, y no solo de besos y apapachos, hizo que me diera cuenta de que en verdad me gusta, de que en verdad disfruto de su compañía y de que nuestra relación tiene futuro. Tal vez aún no esté enamorado de él, o por lo menos no tanto como lo estuve (¿estoy?) de ya-saben-quién, pero siento que funcionará, que, a pasos agigantados, Jesús está ganándose un lugar privilegiado en mi corazón. Y estoy feliz y muy emocionado ante la perspectiva que se me muestra.

Top 5 de las 5: Segundas partes

Todo el mundo lo dice: las segundas partes siempre son malas. Y por lo general así es, pero no siempre. El día de hoy, el Top 5 de las 5 consiste en hablar de 5 segundas partes que son tan buenas, o incluso mejores, que sus precuelas. No consideré sagas completas, pues, a mi parecer, Star Wars, por ejemplo, en sus seis partes, es una sola película (o en todo caso dos):

5. The Dark Knight


¿Qué puedo decir que no se haya dicho ya... o que sí se haya dicho? El problema y la razón por la cual la metí en el quinto lugar es porque... no vi Batman Begins...

4. Scary Movie 2


De verdad que pensar en segundas partes buenas es difícil. Yo diría que la serie de Scary Movie, a diferencia de las mal logradas películas que ahora salen tratando de seguir el mismo concepto, es bastante buena. Mi favorita es la 3, tal vez porque el humor es un poco menos sexual o porque la mayoría de las películas que se parodian SÍ las vi (y El aro es una de mis películas favoritas ever) (y es que yo detesto las películas de terror... me aburren un mar). Pero bueno... se hablaba de la 2. Y es buena, diría que igual de buena que la 1. Y ya.

3. Shrek 2


Creo que a todo el mundo le gustó más Shrek 2 que Shrek. A mí también, la verdad, aunque el humor se volvió más adulto. No sé qué más puedo decir, excepto que Shrek 3 ya no es tan buena y sería mejor que lo dejaran por la paz, pero parece que no aprenden y pronto veremos Shrek 4...

2. Digimon 02


Pues... una de las series de ánime que más me gusta. Nunca vi completa Digimon Adventures, pero al final me agradó, a pesar de que cuando salió me mostraba reacio a gustar de ella. La segunda parte se convirtió en una de mis series favoritas: los personajes viejos rescatados me parecieron muy bien rescatados, y los personajes nuevos muy buenos. Lo que me gusta de las segundas partes es que en verdad lo sean, que continúen los elementos de la precuela, sin gastarlos, y agreguen nuevos elementos sin que estos sean demasiado patéticos o traten de ser pequeñas copias de los primeros (que es lo que generalmente pasa... y, equivocadamente, creí que Daisuke sería un pequeño Taichi y e Iori un pequeño Izumi; y ok, sí tienen mucho de ellos, pero no son pequeñas copias, como la hija de la sirenita).

1. Toy Story 2


La primera parte es un un clásico, un hito, una leyenda para las películas animadas. Y en la segunda parte se cumple lo que ya dije con Digimon: los nuevos personajes son geniales y, aunque tienen su grado importante de protagonismo, no se comen a los personajes viejos, aunque los hagan un poco de lado (por supuesto, los protagonistas siguen siendo Woody y Buzz Yogurt Light). Pero bueno... ¡es Pixar! ¿Qué de Pixar es malo?

Más y más en...

Alex: http://basuraandtv.blogspot.com
Albertini: http://mantequillaconazucar.wordpress.com
Wittenbergman: http://flaigrod.blogspot.com

sábado, febrero 14, 2009

San Valenín Elizalde


No voy a escribir un post hablando de San Valentín...

¡Ouh!

Bueno, ni modo.

Como todo el mundo, yo no creo en San Valentín, nunca me trajo regalos, no como los Reyes Magos. Sí, es un día tonto y comercial y no me gusta porque todos los lugares están atascadísimos de gente, bleagh. Si tuviera novio, pasaría con él este día, claro (es el día de los enamorados, al fin y al cabo), pero sería en su casa o en la mía, pediríamos una pizza y veríamos películas; nada de salir, qué miedo.

En todo caso, no me voy a poner a despotricar contra la fecha, para eso podéis visitar el noventa por ciento de los blogs que leo. Sea como sea, comercial o no, San Valentín Elizalde es una fecha que no pasa desapercibida, y os deseo a todos que la paséis, si no bien, de manera cordial, ya sea sólos con vuestra soledad o con vuestros amigos o con vuestros enamorados o enamoradas, o con vuestros perros o familias o lo que tengais.

Os quiero =)

viernes, febrero 13, 2009

Microficción: Tecleando

Me encontré con este otro textito escrito hace ya un tiempo. De hecho, ni siquiera lo recordaba, pero me pareció lindo. Espero que os guste. Fechado del 31 de julio de 2007.
Tecleando

Las teclas hacen un ruido gracioso. A él le gusta.

Cuando lo abraza por detrás, mientras está enfrascado en la escritura, puede oír el sonidito. Es rápido. Escribe tan rápido como lee, pero cuando lo hace pareciera que se desconecta del mundo.

Es el único momento del día en que no tiene cosquillas.

jueves, febrero 12, 2009

Cómo va

Últimamente no me he conectado mucho. Eso es bueno y malo. Bueno porque demuestra que tengo más cosas qué hacer durante el día y, además, me duermo más temprano, descanso más y me siento más contento. Malo porque hay algunas personas con las cuales mi comunicación es fundamentalmente virtual y las extraño.

Tengo algunas ideas para escribir acá, pero no me ha dado tiempo de hacerlo. De todas maneras las estoy anotando en una libretita para no olvidar xD.

Me siento muy contento.

Aunque me di cuenta de que me estreso por cosas muy pequeñas e idiotas.

Como sea.

Los amo =)

martes, febrero 10, 2009

Sobre la higiene dental

El otro día vi un comercial muy frikeante donde un grupo de botargas con forma de dientes amarillos bailaban y cantaban que había que lavarse los dientes dos veces al día.

Además del susto y las pesadillas que esas horribles botargas amarillas me causaron, también me entró la duda... ¿dos veces? ¿Que no eran tres?

Aunque también he de decir que eso me alegra, porque a partir de entonces soy legal. Lo que pasa es que yo sólo me lavo los dientes dos veces al día porque lavarme los dientes justo después de comer me da muchísimo asco.

Así que, lo último que hago antes de salir a la escuela es lavarme los dientes, después de que ha pasado como media hora desde que desayuné, y también es lo último que hago antes de dormir, ya que ha pasado un tiempo desde que merendé.

Sin embargo, por más que me digo a mí mismo: ahora sí, después de comer también me los lavo, nunca lo cumplo, porque hacerlo inmediatamente después de los alimentos me causaría vómito y, tras esperar algunos minutos, sencillamente, lo olvido.

Qué cosas.

sábado, febrero 07, 2009

Le festin

Mi obsesión por ahora: Le festin, por Camille, del OST de Ratatouille.



Me siento raro. Pero esta canción me pone contento

miércoles, febrero 04, 2009

El descubrimiento de la semana

Hoy descubrí algo la mar de curioso. No es ningún secreto, claro, pero no me lo había imaginado.

Esta canción, que mi maestra de Francés nos hizo escuchar para el examen de comprensión oral el trimestre pasado, se llama "La foule" y la canta la poderosísima —inclínense todos— Edith Piaf:



Hoy descubrí que es es la versión en francés de esta otra:



Claro, la versión original no es cumbia, sino vals, pero sería muy interesante escuchar a alguien cantar la versión de Piaf al ritmo de la Sonora Dinamita, ¿que no?

La original fue compuesta por el argentino Ángel Cabral y la letra en francés por Michel Rivgauche.

P.S.: Me gusta la cumbia, ¿y?

lunes, febrero 02, 2009

Microficción: El ornitorrinco

Microfelaciónficción: El ornitorrinco

—¿Qué te parece ésta?: "Cuando despertó, el ornitorrinco todavía estaba allí".

—Pues... no lo sé. Siento que he leído algo así antes.

Miró la hoja un segundo y la dejó sobre el escritorio.

—Mañana le sigo, pues. ¿Quieres café?

domingo, febrero 01, 2009

Top 5 de las 5: Fantasmas

No creo en fantasmas... o bueno, por lo menos no en los fantasmas que pendejos como Carlos Trejo nos presentan en los medios (aparte de que ese tipo me cae mal... no como Jaime Mausán, a quien tampoco le creo nada, pero que se me hace simpático). Nunca he tenido una experiencia por el estilo, y creo que las que mis conocidos más superticiosos me han contado se pueden explicar de una manera demasiado sencilla... y entre más supersticioso el protagonista, más fácil de atribuírle una naturaleza psicológica al fantasma.

En cualquier caso, sí creo que la existencia trasciende a la vida terrenal, y que, aunque esta existencia se ubica en un plano diferente, en algunos casos podría darse el hecho de que ambos planos intersectaran. Pero la verdad, puede que sí, puede que no, lo más seguro es que quién sabe y yo mejor no me meto.

Así que los fantasmas de hoy, con mucho retraso, serán fantasmas meramente ficcionales. Sea.

5 - Profesor Cuthbert Binns

Bueno, no es que le tenga alguna clase de especial cariño, pero es que el hecho de que sencillamente un día se haya dormido y luego despertado para seguir su aburridísima rutina de todos los días, sólo que dejando atrás el cuerpo, me parece espectacularmente terrible.

4 - Boos

Y en especial después de jugar Luigi's Mansion, los Boos me encantan. Su diseño sencillo y su risita que lograba dar un poco de miedo. Creo que todos los villanos de los juegos de Mario son entrañables, pero mis favoritos son los Boos.

3 - Fantasma Escritor

Oh, jojojo. De verdad me ENCANTABA la serie de El Fantasma Escritor. La idea de un fantasma amistoso con la capacidad de comunicarse solamente por medio del lenguaje escrito, manipulando las letras existentes en el mundo físico, para así ayudar a un grupo de adolescentes se me hace tiernísima y, díganme si no, bastante original. A huevo, de ahí me surge la obceción por la ortografía..

2 - Ben Kenobi

Obi Wan Kenobi, el mentor primero de nuestro querido Luke que se le sigue apareciendo en repetidas ocasiones para darle consejos. Ah, qué chido sería tener a alguien diciéndote "use the force" o "usa el destapacaños" al oído cuando se tienen momentos difíciles.

1 - The Others

Bueno, pues, uno al final no está seguro si el título de la película se refiere a ellos o a los otros (pero todos sabemos que ésa es la idea), pero aparte de que Nicole Kidman me encanta, la película está buenísima. Es una lástima que a estas alturas del partido alguien que no la haya visto no se haya arruinado ya el final.

Más fantasmas donde Memo y Kalimero.

Nota: Lo de obceción fue a propósito... a ver, ¿quién lo notó?