sábado, enero 31, 2009

Decisión importante

Me voy a cambiar de carrera. Ahora sí ya me decidí. Sí, la verdad es que me encanta la literatura y todo lo que he aprendido en el año y medio que llevo estudiando Letras me ha gustado mucho. Llevo calificaciones envidiables, y creo que definitivamente tengo madera para estudiar esto. Pero no es lo mío. No me siento apasionado por la literatura.

La literatura es una de las artes que más ha ejercido influencia en el ser humano. La importancia de ésta radica, principalmente, en ser un registro de la historia, la cultura y el comportamiento humano más fácil de apreciar y de interpretar (aunque esto es muy arriesgado de decir, claro) que otras artes tales como la música o la arquitectura. La razón, muy sencilla: la literatura usa un código que todos comprendemos y que resulta más objetivo (aunque la objetividad no exista realmente) que los códigos utilizados por otras artes: el código del lenguaje verbal.

Es por eso que el estudio de la lengua va de la mano con el estudio de la literatura. Son dos cosas que no se pueden separar, y dos cosas que me encantan. Pero, mientras que la literatura me gusta, la lengua me apasiona. De esto me di cuenta cuando llevé cursos de Lingüística en los primeros semestres de la carrera. Y por eso decidí cambiarme a la Lic. en Lenguas.

La carrera de Letras estudia la literatura apoyándose en el estudio científico de la lengua. La licenciatura en Lenguas, por otro lado, estudia a la lengua apoyándose en los estudios literarios. En realidad son cosas tan parecidas que muchos hasta las confunden (y mi mamá mucho tiempo dijo que yo estudiaba Lenguas y, ahora que me cambiaré, ya se había acostumbrado a decir que estudio Letras... soy un monstruo xD). Es cuestión de prioridades y de especialidades.

No hay en donde vivo una licenciatura en Lingüística, que sería lo ideal -y no estoy por ahora como para irme a una ciudad más grande-, y Lenguas se enfoca más bien en el estudio de la lengua para propósitos específicos: docencia y traducción de lenguas extranjeras, los cuales son campos en los que sí me interesaría trabajar, aunque mi intención es especializarme en Lingüística y dedicarme a la investigación lingüística.

Así que no es un graaaaan cambio. De hecho, varias materias que ya llevé en Letras se me podrán revalidar, e incluso otras que no están en el plan me ayudarán como conocimientos complementarios, por la íntima relación que tienen los estudios literarios con el estudio de la lengua (y no es sorpresa que enseñando literatura se enseñen lenguas extranjeras).

Bueno, ahora podré mandar a leer esto a todos los que me pregunten por qué xD.

Saludos =)

lunes, enero 19, 2009

Teléfono inalámbrico


Como no sabía que escribir decidí poner un viejo texto de minificción fechado del 2 de abril de 2007. Lo presento con algunos cambios minúsculos; me gusta, ojalá a vosotros también.

Movió el vaso de un lado a otro. Incluso, aunque ya estaba vacío, se lo llevó a los labios un par de veces. Pensó en bajar a la cocina y rellenarlo de agua o refreso, pero no lo hizo. Miraba el teléfono con insistencia, como si se fuera a escapar.

Finalmente, no sonó en toda la noche. Y en toda la noche no durmió. Cuando se dio cuenta que el teléfono inalámbrico había estado todo ese tiempo con la pila descargada, rompió el vaso y se intentó cortar las venas.

Lo bueno para él y lo malo para el mundo fue que no tenía idea de cómo cortarlas.

Amaneció al día siguiente en el hospital y ella lo miraba, sentada en una sillita.

—Quise hablarte, pero me dio miedo. Pensé que si lo hacía, me gritarías. No fue mi intención lastimarte, no tanto. Un poco, tal vez, pero no tanto.

Él la miró con los ojos cerrados, abrió la boca y pensó hijadeperra. Ella le sonrió con una mueca y después de dos semanas se casaron. Tienen una hija que quiere ser monja y un hijo que quiere ser maestro. Y no usan teléfono inalámbrico.

sábado, enero 17, 2009

Coches, chicos y LeOnes.

Y después de la euforia de los primeros tres días con nuevo bló ya no se me ocurre qué poner. Había pensado en escribir sobre las dificultades de mi persona para conocer chicos bacanes (I love that word xD) y gays en este mundo aciago (... así hago algo...), porque no voy a negar que esta semana me he sentido un poco solitario. Pero luego se me quita y se me va la inspiración, lo cual es bueno y malo: bueno porque se me quita el sentimiento y malo porque se me va la inspiración; pero bueh... en esta época de frío y lluvia mi ánimo fluctúa de manera más escandalosa que de costumbre, así que probablemente un día de estos me ponga a escribir sobre eso.

Por cierto, quería decir algo: muchas personas me han dicho que soy demasiado lindo, por fuera y por dentro, y que no entienden por qué no tengo novio. No voy a negar que esos comentarios me elevan el ego un poco, pero también me hacen sentir mucha frustración.

En otras noticias: estoy tomando un curso de manejo. La verdad esto de los automóviles me da un pavor espantoso y mi nula coordinación con los pedales le está provocando mucha bilis a mi instructor. Es un conocimiento importante, claro, y me viene bien saberlo porque puede, en una emergencia, ser necesario... Pero la verdad hasta que no haya practicado por espacio de unos... dos años... no me atreveré a pedirle a mis 'apás el coche para irme solito y sin compañía a algún lado. (Me quiero mudar a una ciudad con un lindo y funcional sistema de transporte *cofvancouvercof* para no tener que preocuparme por eso de los coches.)

¿Qué más, qué más? Ah, sí... me da mucha flojera ilustrar los posts pero intentaré hacerlo lo más posible para que me lluevan las visitas como goma de mascar. Em... sí.

Saludos.

viernes, enero 16, 2009

Aclaraciones al destinatario, Donna Nobile

Aquí un pequeño poema que una amiga mía publicó en su blog. Chéquadlo por aquí.

Aclaraciones al destinatario

Donna Nobile

Sol en las mañanas,
luna en la noche,
hermosura del crepúsculo por la tarde:
un patético ser se inclina
cada minuto ante tu belleza;
cuando tus rayos lo acarician temprano,
sabe que estará feliz
aunque viva desolado.
Cuando las estrellas se asoman
y el cielo es abrazado por la sombra
alza sus deplorables ojos
clamando por ti como lobos.
Y cuando vaga por las calles en el ocaso
tejiendo su abrigo de suelos extraños,
suspira también de saberte tan lejano.

http://donnanobile.blogspot.com/

martes, enero 13, 2009

Teoría de la felicidad

A ver. Ya con más serenidad mental y las lacrimógemas exprimidas puedo hablar un poco sobre lo que pasó ayer.


Me gustan los emos gays y los corazoncitos.
La sangre sólo en copas de champagne.

Un buen ejercicio mental a la hora de reflexionar sobre cualquier cosa es dividir al mundo en dos tipos de personas. Ahora que hablo del amor, mi división quedaría así: hay personas que quieren verdaderamente amar y ser amadas; y hay personas que no. Las primeras tachan a las segundas de frívolas y superficiales, mientras que éstas tachan a aquellas de tontas e idealistas. Ése es el gran problema que el ser humano carga en la espalda y así será siempre: no sabemos, ni queremos, ni podemos aceptar opiniones distintas a las nuestras.

No es cierto lo que un buen amigo en medio de la depresión comentó una vez: que la única persona con la que podemos contar al cien por ciento somos nosotros mismos. No es cierto porque ni siquiera con nosotros mismos podemos contar a veces. Pero tampoco es para ponerse a llorar. Todos necesitamos de los demás exactamente por eso mismo: por nosotros mismos no somos suficiente para nosotros mismos. Y tampoco habrá nunca alguien que sea suficiente para nosotros porque... si nadie es suficiente para sí mismo, menos lo será para alguien más. La idea aquí es la famosa complementación y a eso voy.

Algunas personas, como dije, quieren amar. Y tengo por lo menos constancia de tres amigos muy cercanos con relaciones de mucho tiempo que son felices saltando por las praderas con sus respectivas novias. Las personas que no quieren amar buscan esta complementación en amigos trabajo, parejas esporádicas o sexo casual; tal vez esta complementación sea más fragmentada pero también funciona y es una opción respetable.

El punto y lo primordial es entender que nunca valdrá la pena centrar todas nuestras esperanzas en otra persona, pero que es menos productivo aun despreciar toda posibilidad de querer a otros y de dejarse querer. Esto aplica a las personas del primer grupo, al que podríamos llamar el de los amoroso, que, aunque quieran hacerse pasar por integrantes del segundo grupo diciendo que no les interesa amar, en realidad no lo son y sólo viven amargados porque tienen miedo de que les vuelva a pasar una experiencia dolorosa.

La felicidad no consiste en tenerlo todo. La felicidad es un estado dinámico del alma (uy, ya soy todo un aristóteles, viteh), es constante movimiento, búsqueda y acción; y, aunque parezca contradictorio, la tristeza y el dolor son importantes para lograr la felicidad. Lo contrario de la felicidad es la apatía, y consiste en no querer seguir adelante, en darse por vencido.

Esto es lo que podríamos llamar teoría de la felicidad y teoría del amor según el sabio filósofo LeÓn Enjaulado. Ahora veamos qué fue lo que ayer me hizo llorar como princesita secuestrada:

Yo soy del grupo de personas que creen en el amor. Prefiero no pensar en la eviternidad del amor, porque nadie sabe cuándo las cosas acaban o si siempre acaban. Creo que el amor existe y es bonito, punto. Y creo que, eterno o no, algunas personas en este mundo estamos llamadas a ejercerlo.

Varios amigos míos, como he dicho, son amorosos, como yo, y tienen una pareja y son felices con ella. Y yo pienso que, si ellos pueden tener una relación fructífera, yo también puedo. No porque ellos sean peores que yo, sino porque yo no soy peor que ellos. Nadie es perfecto, pues, pero creo ser lo suficientemente bueno —y creo quererlo con la suficiente sinceridad— para poder tener una relación amorosa tan buena como cualquiera de ellos.

El problema está en que tengo 19 años. Y quiero coger y revolcarme y besuquearme y agarrarme de la manita con otro wey porque, vamos, no hay persona de 19 años que no tenga ganas de eso. Pero si de coger se tratara todo sería muy sencillo; nada más tendría que hacer mi perfil en ManHunt, poner una foto mía en calzones y esperar a que alguien no tan feo me haga las preguntas de rigor —qué buscas, activo/pasivo, en dónde, cuándo—, lo cual, aclaro por obra social, no tiene nada de malo, siempre y cuando se haga con cuidado y responsabilidad.

Sin embargo, soy bastantito romántico y no quiero, por lo menos por ahora, coger sólo porque sí; ergo, me desespero a veces. Y ya. Por eso ayer me puse medio loco y lloré como nenuco. Ahora superadlo y continuemos con lo que sigue.

lunes, enero 12, 2009

Hoy quiero decir que me siento triste

¿Por qué? Por muchas razones que justo ahora no se me da la gana decir. Hoy pasaron cosas, no cosas especiales o terribles o tristes, sólo cosas que me hicieron sentir un poco miserable. Mañana se me pasará y seguiré con mi vida, tendré mi priemra clase de manejo y recibiré mi calificación de Morfología del español; me iré a tomar fotos para inscribirme a clase de natación y tendré cita con la doctora de las alergias.

Así es: mañana la vida seguirá su curso y nada habrá cambiado, pero hoy estoy triste y quiero decirlo. Porque estoy harto de que nadie lo quiera escuchar.

sábado, enero 10, 2009

Pornografía y exclusión

Ayer estuvieron aquí unos amigos. Todos -supuestamente- heterosexuales. Pasaron la noche y a eso de las 2 de la madrugada se pusieron a hacer lo que es normal que un grupo de adolescentes haga teniendo internet en la madrugada: ver pornografía.

Y de pronto me sentí tan solo...

Lo que me gusta y lo que no... fácil

No es que me molestara que lo hicieran... digo, si no, al fin y al cabo era mi casa y podía decirles que pararan. Es sólo que, si bien hay muchas cosas que comparto con ellos y que, por lo tanto, me son fuente de buenos ratos de entretenimiento, hay una que definitivamente no es de mi agrado y es el gusto por las vaginas.

Ayer me sentí solo. Excluído. Fuera. Y me di cuenta de que, si alguna vez he deseado ser heterosexual, no ha sido tanto para obtener la aceptación de la sociedad o para tener más sencillo el asunto amoroso, sino para poder compartir ese tipo de cosas con mis amigos.

Y es que, como todo chico normal, me hubiera gustado escaparme con una revista al baño con mis amigos para admirar morbosamente a las chicas desnudas. Sé que suena un poco tonto, pero me hubiera gustado de veras, y me gustaría que ellos me incluyeran en sus pláticas idiotas y me hicieran partícipe de sus risas bobas y comentarios pendejos, en lugar de mirarme con cara de "pobre wey" y decirme: "son cosas hombres, pancho".

Siempre fui cun chico muy normal. Y por eso todas las supuestas causas de la homosexualidad que la gente dice me parecen patrañas: nunca me violaron de chiquito, ni me faltó la figura paterna, ni viví rodeado de un ambiente femenino. Cuando empecé a tener amigos (que, eso sí, fue tal vez un poco tarde), la mayoría eran niños. No es que me molestaran las niñas, pero realmente, como casi todos los niños, me sentía más a gusto entre mis pares.

Tengo amigos gays, claro, pero ninguno de ellos es tan mi amigo como lo es estre grupo, que son los amigos que hice en la secundaria, que viven cerca de mí y que veo más a menudo. Y los quiero mucho, y ellos me aceptan homosexual como soy; pero...

...aunque me acepten, la mayoría de ellos no me comprende.

jueves, enero 08, 2009

Promoción para un amigo

Un buen amigo mío que me ha comentado y todo mandó un mail para promocionar su blog. Escribe poco, pero es bastante inteligente y creo que vale la pena. Aquí les dejo la promoción, háganlo famoso xD. ¡Saludos!

¡Saludos a todos!

Este año no se les olvide visitar http://jpzt.obolog.com/

Mensaje dedicado a amigos, a bloggers y a contactos desconocidos

¡La promo se agradece, hazme famoso!

Él escribía

Empezamos a publicar mi escueta obra ficcional en este blog. Os presento ahora un pequeño cuento que escribí el 1° de febrero de 2007, o sea, un par de años atrás. Ojalá os guste.


Escribía con una pluma de esas que uno se puede llevar de los hoteles sobre una de esas libretitas de notas que uno se puede llevar de los hoteles. La pluma rasgaba el papel con ese sonido que tanto me gusta, pero que no podía escuchar porque estábamos a la intemperie; el sonido me lo imaginaba yo, de todos modos.

Yo digo que escribía, aunque tal vez dibujaba. Pero uno, tengo entendido, dibuja con lápiz, no con pluma. Además, me gusta pensar que escribía, porque me gusta escribir. Sentía que él era como un amigo. Por eso tengo fe en que escribía.

Era un muchacho flaco de más o menos dieciséis o diecisiete años (como yo). Estaba sentado en una banca en el parque y yo iba saliendo de la iglesia cuando lo vi, escribiendo. Escribía con lentitud, de a pasitos, como una tortuga. Escribía (un pasito) y miraba a ningún lado, con cara de embobado (otro pasito) y luego escribía otra vez (otro pasito). Así se iba, de a poco, sin prisa. Yo sí llevaba prisa pero me quedé mirándolo. ¿Qué le dije a mamá? No me acuerdo, pero no fue: mamá, llegué tarde porque me quedé viendo a un muchacho escribir.

Tenía cara de embobado cuando miraba a ningún lado (y cada vez era un ningún lado diferente: el cielo, la iglesia, la fuente, incluso creo que me miró una vez, pero no parecía mirar lo que sus ojos apuntaban, sino algo dentro de sí) y tenía cara de serio cuando escribía. Su cara de embobado lo delataba: enamorado (como yo) tratando de escribir (como yo) algo a su amada.

¿Un poema? Hace poco releí los poemas que escribí cuando fui enamorado por primera vez. Dan asco. Pero eso fue cuando tenía catorce, ahora tengo tres años más y escribo mejor (creo). Él tiene mi edad, seguro que escribe mejor que yo a los catorce.

No se me ocurre que escribiera otra cosa que no fuera un poema, pero creo que era en prosa. Los versos son difíciles.

¿O acaso sólo escribía el nombre de ella, una y otra vez, con el formato de “I (corazón) –insertar nombre aquí–”?

No lo creo, sus ojos eran los de un intento de poeta (como yo) tratando de escribir (como yo) algo a su amada.

¿O amado? Quién sabe, no es bueno juzgar sin saber.

Ok, tal vez dibujaba.


En su momentó me gustó, ahora le veo algunos peros; sin embargo creo que está bastante bien. ¡Dejad comentarios!

martes, enero 06, 2009

Cyanide and Skids

Oh, Dios... la gente normalmente se enamora de parejitas tipo Sakura/Syaoran de CCSakura, Remus/Sirius de Harry Potter o Sas-uke/Naruto de Naruto, pero...


I'm just sooooo in love with this couple! And from a amateur, gay webcomic by some kind of sick yaoi fangirl! But I just can't help it! They are SO cute, SO lovely, SO ---why the hell my hetero bestfriend can't just realize I AM sexy and cute too? Shit!

Lo lamento, tenía que hacer esto, ¡en serio tenía que hacerlo! Me pareció jodidamente gracioso, aunque creo que sólo X@vy lo entenderá xD.

He empezado muy bien el año. La verdad estoy muy contento y tengo grandes espectativas.

¡Os amo a todos!

lunes, enero 05, 2009

Boy meets boy

Cuando empecé con mi antiguo blog tenía yo una especie de euforia post-salida del clóset. Tenía yo ganas sencillamente de buscar todo lo gay del mundo, ver todas las series gays, todas las películas gays, todos los libros gays. Quería hacer muchas reflexiones gays y escribir muchas cosas gays. Y puse un arcoíris enorme en mi cuarto en esa época (mis papás no saben lo que significa, pero opinan que se ve bien xD).

Después de un rato se me bajó. Pero el otro día buscando porno (ejem...) llegué a un blog de un chico y de ahí me pasé a una tira cómica llamada Boy meets boy que es acerca de una pareja gay muy gay y sus vidas gays muy gays. Fantástica. Divertida. Y gay, Dios mío, ¿qué mas puedo pedir?

Los personajes principales son Harley y Mike, un niño de 19 años y su novio 6 años mayor. Harley es el típico twnik cachondo, de cuerpo casi como de niña y que canta en su banda de rock (o sea: Shindou Shiuichi), es fan a morir de Buffy la cazavampiros y su familia es judía. Mike es el típico hombre gay independiente con cuerpo de gym, amoroso pero gruñón y que protege a su uke casi paternalmente. Nada fuera de lo común.

En realidad lo que me enamoró de BmB fueron sus personajes secundarios. La chica, por ejemplo, que le renta el departamenteo a la pareja, que es en realidad el mismísimo diablo encarnado (y de hecho da favores a cambio de almas), o los amigos de Harley, Cyanide Torres, chico latino, rockero y muy lindo que mezcla palabras en español aleatoriamente y el otro, Skids, infantil, tierno y eso. Estos dos no soy gays, se supone, pero en muchas ocasiones se les ve juntos... como cuando llevaron a Harley a un bar gay para que se consiguiera a un hombre y dejara de lloriquear por su soledad (uhmmm... me suena conocido el caso):

Y bueno... es sólo una tirita cómica equisona, amateur, dibujada por alguna loca fan del yaoi. Pero me ha mantenido pegado a la computadora hasta casi las 2am y mañana me levanto temprano xD. ¡Jo!

Podéis disfurtarla por acá.

domingo, enero 04, 2009

Hiroki Kamijou

Adivinad qué. No tengo ganas de hablar de mí xD. Así que os aguantáis.

Pero bueno. Justo acabo de enterarme que un chico muy lindo conocido como Joey, bastante famoso en TuTubo, hará o hizo cosplay de Kamijou Hiroki y me acordé de este personaje, que la verdad me encanta.


Hiroki es so just like me. Está enamorado de alguien que no lo ama de vuelta (aunque el caso no es tan extremo porque, como es una serie yaoi, todos son gays de todas formas), es literato (aunque yo ya no vaya a serlo, pero igual no se aleja mucho de lo que quiero ser) y está completamente histérico. Y ok, yo no estoy (tan) histérico, pero me siento muy identificado con él.

Junjou Romantica es el ánime de donde sale este chico. Es un ánime shounen-ai sólo apto para los amantes del género porque, he de decir, incluso a mí me pareció un poco irritante. Los dibujos muy shoujo como no me gustan y la historia muy boba porque todo el mundo es gay y los personajes son bastante estereotípicos (Hiroki y su novio no tanto, pero la pareja principal... ¡un niño de 18 años y un... novelista gruñón! ¿Habéis leído algo parecido antes?). Sin embargo está bastante divertido y me hizo pasar un buen rato. Trata sobre tres parejas gays y sus vidas, cómo se conocen, se enamoran y hacen sus cositas; todos ellos interactúan entre sí y eso. Pero no haré una reseña.

Sólo diré que estoy enamorado de Hiroki. Es sencillamente lindísimo y me encanta cómo se ve con sus lentecitos y su cabeza. Además, está histérico y es muy divertido; diría que el mejor personaje de Junjou, y su historia probablemente la mejor desarrollada, hasta ahora (falta una temporada, a ver qué pasa).

Y bien, damas y cabagartos, eso es todo por hoy. Buenos días y que durmáis bien.

sábado, enero 03, 2009

Año nuevo, nuevo blog

¡Hola a todos! Mi nombre es Francisco y me gusta que me digan Francisco. No me molesta que me digan Paco o Pancho, pero me gusta mi verdadero nombre; de todas formas, de entre estos dos seudónimos prefiero Paco... y han de saber que la mayoría de la gente me dice Pancho. En internet, sin embargo, soy conocido como Fargok o LeÓn, y en un muy recóndito rincón de la web llamado FanFiction.net por mi antiguo nickname, ManDark (nombre del enemigo de Dexter, llamado Cerebro en Latinoamérica).

Yo tenía otro blog que decidí abandonar porque ya no soporto a WordPress y por otras razones. Y como inicia un nuevo año, me pareció una oportunidad perfecta para dejar de lado mi hueva y decidirme a hacer uno nuevo ya. Me puse también a reflexionar en lo que ya no me gustaba de mi otro blog y llegué a la conclusión de que empezó a joderse cuando pasaron dos cosas: mis lectores empezaron a convertirse en mis conocidos y mis conocidos empezaron a convertirse en mis lectores; ergo, empecé a escribir ya no para mí y un público, si no anónimo, sí lejano, y me invadió el miedo a ser juzgado y expuesto y la inconciente intención de satisfacer a ciertas personas. Me di cuenta de que la solución no era crear un nuevo blog y empezar con nuevos lectores, sino crear un nuevo blog, darme una cachetada y decirme "¡no seas pendejo!".

Así que esto es una ADVERTENCIA a ciertas personas, como mi hermana, que leen mi blog y me conocen en la vida no virtual, para que no se espanten -y a ser posible no hagan comentarios en frente de mamá y papá- si pongo comentarios un poco porno, detalles sobre mi vida de los cuales no se querían enterar o cosas por estilo.

O sea que mi propósito de blog nuevo es ser más desinhibido y dejar de preocuparme por lo que Memo, Arturo, Andy, Ale, Pech, Octavio, Miguel y otros lectores potenciales de mi blog que ya son más mis amigos y/o conocidos reales que virtuales puedan pensar. Sencillamente quiero un blog libre.

En el próximo post les hablaré un poco más de mí, para que los nuevos me conozcan y los viejos me recuerden; una especie de introducción de esas que no pueden faltar.

Saludos.